TikTok impugna prohibición en EE.UU. como inconstitucional

La plataforma de redes sociales TikTok dice que un proyecto de ley que prohíbe la aplicación en Estados Unidos es “inconstitucional” y que luchará contra este último intento de restringir su uso en los tribunales.

El proyecto de ley en cuestión, que el presidente Joe Biden firmó el miércoles, da a la empresa matriz china ByteDance nueve meses para vender TikTok o enfrentar una prohibición en las tiendas de aplicaciones para distribuir la app en Estados Unidos. La ley recibió un fuerte apoyo bipartidista en la Cámara de Representantes y la mayoría de votos en el Senado el martes, y forma parte de una legislación más amplia que incluye ayuda militar para Israel y Ucrania.

“No se confundan. Esto es una prohibición. Una prohibición a TikTok y una prohibición a ustedes y a SU voz”, dijo el CEO de TikTok, Shou Zi Chew, en un video publicado en la aplicación y otras plataformas sociales. “Los políticos pueden decir lo contrario, pero no se confundan. Muchos de los que patrocinaron el proyecto de ley admiten que una prohibición de TikTok es su objetivo final… Es realmente irónico porque la libertad de expresión en TikTok refleja los mismos valores estadounidenses que hacen de Estados Unidos un faro de libertad. TikTok les da a los estadounidenses comunes una poderosa manera de ser vistos y escuchados, y es por eso que tanta gente ha hecho de TikTok parte de su vida diaria”, agregó.

Esta no es la primera vez que el gobierno de Estados Unidos intenta prohibir TikTok, algo que varios otros países ya han implementado.

TikTok tiene su sede en Los Ángeles y Singapur, pero es propiedad del gigante tecnológico chino ByteDance. Los funcionarios estadounidenses han advertido que la aplicación podría ser utilizada para promover los intereses de una “entidad preocupante”.

En 2020, el expresidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva para prohibir las operaciones de TikTok en el país, incluyendo una fecha límite para que ByteDance venda sus operaciones en Estados Unidos. Trump también intentó prohibir las nuevas descargas de TikTok en Estados Unidos y vetó las transacciones con ByteDance después de una fecha específica.

Los jueces federales emitieron órdenes preliminares para bloquear temporalmente la prohibición de Trump mientras continuaban los desafíos legales, citando preocupaciones sobre la violación de los derechos de la Primera Enmienda y la falta de evidencia suficiente que demuestre que TikTok representaba una amenaza para la seguridad nacional.

Después de que Trump dejó el cargo, la administración de Biden recogió el bastón contra TikTok. Hoy, los mismos fundamentos básicos están en juego. Entonces, ¿por qué el Congreso y la Casa Blanca creen que el resultado será diferente?

TikTok no ha respondido a la consulta de TechCrunch sobre si ha presentado un desafío en un tribunal de distrito, pero sabemos que lo hará porque tanto Chew como la empresa lo han dicho.

Cuando la empresa se presente ante un juez, ¿cuáles son sus posibilidades de éxito?

El argumento “inconstitucional” de TikTok contra una prohibición

“A la luz del hecho de que el intento de la administración Trump en 2020 de obligar a ByteDance a vender TikTok o enfrentar una prohibición fue impugnado por motivos de la Primera Enmienda y fue rechazado como una ‘regulación indirecta de materiales informativos y comunicaciones personales’, junto con la orden judicial federal de diciembre pasado que impidió la aplicación de la ley de Montana que buscaba imponer una prohibición estatal de TikTok como una ‘probable’ violación de la Primera Enmienda, creo que esta última legislación sufre de la misma deficiencia fundamental”, dijo Douglas E. Mirell, socio de Greenberg Glusker, a TechCrunch.

En otras palabras, tanto TikTok como corporación como sus usuarios tienen derechos de la Primera Enmienda, que una prohibición amenaza.

En mayo de 2023, el gobernador de Montana, Greg Gianforte, promulgó una ley que prohibiría TikTok en el estado, diciendo que protegería los datos personales y privados de los habitantes de Montana del Partido Comunista Chino. TikTok entonces demandó al estado por la ley, argumentando que violaba la Constitución y que el estado se estaba extralimitando al legislar sobre asuntos de seguridad nacional. El caso aún está en curso y la prohibición ha sido bloqueada mientras avanza la demanda.

Cinco creadores de TikTok demandaron por separado a Montana, argumentando que la prohibición violaba sus derechos de la Primera Enmienda, y ganaron. Esta decisión bloqueó la entrada en vigencia de la ley de Montana y esencialmente detuvo la prohibición. Un juez federal de EE.UU. afirmó que la prohibición era un exceso del poder estatal y también inconstitucional, probablemente una violación de la Primera Enmienda. Ese fallo ha sentado un precedente para casos futuros.

El desafío de TikTok a este último proyecto de ley federal probablemente señalará ese fallo judicial, así como las órdenes judiciales preliminares a las órdenes ejecutivas de Trump, como precedente de por qué esta prohibición debería revertirse.

TikTok también puede argumentar que una prohibición afectaría a las pequeñas y medianas empresas que usan la plataforma para ganarse la vida. A principios de este mes, TikTok publicó un informe de impacto económico que afirma que la plataforma generó $14,700 millones para las pequeñas y medianas empresas el año pasado, en previsión de una prohibición y la necesidad de argumentos en su contra.

La amenaza a la “seguridad nacional”

Mirell dice que los tribunales sí dan deferencia a las afirmaciones del gobierno sobre las entidades que representan una amenaza para la seguridad nacional.

Sin embargo, el caso de los Papeles del Pentágono de 1971, en el que la Corte Suprema ratificó el derecho a publicar un estudio clasificado del Departamento de Defensa sobre la Guerra de Vietnam, establece un umbral excepcionalmente alto para superar las protecciones de la libertad de expresión y prensa.

“En este caso, la falta de identificación por parte del Congreso de una amenaza específica para la seguridad nacional planteada por TikTok solo agrava la dificultad de establecer un interés gubernamental sustancial, y mucho menos apremiante, en cualquier posible prohibición”, dijo Mirell.

Sin embargo, existe cierta causa de preocupación de que el cortafuegos entre TikTok en los EE.UU. y su empresa matriz en China no sea tan sólido como parece.

En junio de 2022, un informe de BuzzFeed News encontró que el personal en China había accedido repetidamente a los datos de EE.UU., citando grabaciones de 80 reuniones internas de TikTok. También ha habido informes en el pasado de que los equipos con sede en Beijing ordenaron a los empleados de TikTok en Estados Unidos restringir videos en su plataforma o que TikTok ha dicho a sus moderadores que censuren videos que mencionaban cosas como la Plaza de Tiananmen, la independencia tibetana o el grupo religioso prohibido Falun Gong.

En 2020, también hubo informes de que se les dijo a los moderadores de TikTok que censuraran el discurso político y suprimieran las publicaciones de “usuarios indeseables”: los poco atractivos, los pobres y los discapacitados, lo que demuestra que la empresa no tiene miedo de manipular el algoritmo para sus propios propósitos.

TikTok ha desestimado en gran medida tales acusaciones, pero después del reportaje de BuzzFeed, la empresa dijo que trasladaría todo el tráfico de Estados Unidos a la nube de infraestructura de Oracle para mantener privados los datos de los usuarios estadounidenses. Este acuerdo, parte de una operación más amplia llamada “Proyecto Texas”, se centra en profundizar la separación de las operaciones de TikTok en Estados Unidos de China y emplear a una firma externa para supervisar sus algoritmos. En sus declaraciones respondiendo a la firma de Biden de la prohibición de TikTok, la empresa ha señalado los miles de millones de dólares invertidos para proteger los datos de los usuarios y mantener la plataforma libre de manipulación externa como resultado del Proyecto Texas y otros esfuerzos.

Yaqiu Wang, directora de investigación sobre China en el grupo de defensa política Freedom House, cree que el problema de la privacidad de datos es real.

“Hay un problema estructural que mucha gente que no trabaja en China no entiende, que es que por el mero hecho de ser una empresa china, ya sea pública o privada, tienes que responder ante el gobierno chino”, dijo Wang a TechCrunch, citando los antecedentes del gobierno chino de aprovechar empresas privadas para fines políticos. “El sistema político lo dicta. Entonces, [la privacidad de datos] es una preocupación”.

“La otra es la posibilidad de que el gobierno chino impulse propaganda o suprima contenido que no le guste y básicamente manipule el contenido visto por los estadounidenses”, continuó.

Wang dijo que actualmente no hay suficiente información sistémica para probar que el gobierno chino ha hecho esto en relación con la política estadounidense, pero la amenaza sigue existiendo.

“Las empresas chinas están subordinadas al gobierno chino, que absolutamente tiene la agenda de socavar la libertad en todo el mundo”, dijo Wang. Señaló que si bien China no parece tener una agenda específica para suprimir contenido o impulsar propaganda en Estados Unidos hoy, las tensiones entre los dos países continúan aumentando. Si un futuro conflicto llega a un punto crítico, China podría “realmente aprovechar TikTok de una manera en que no lo están haciendo ahora”.

Por supuesto, las empresas estadounidenses también han estado en el centro de intentos de entidades extranjeras por socavar los procesos democráticos. Basta mirar el escándalo de Cambridge Analytica y el uso por parte de Rusia de anuncios políticos en Facebook para influir en las elecciones presidenciales de 2016, como un ejemplo de alto perfil.

Es por eso que Wang dice que más importante que una prohibición de TikTok es una ley integral de privacidad de datos que proteja los datos de los usuarios de ser explotados y violados por todas las empresas.

“Quiero decir, si China quiere los datos de Facebook hoy, simplemente puede comprarlos en el mercado”, señala Wang.

Las posibilidades de TikTok en la corte no están claras

El gobierno tiene un caso difícil que probar, y no es una decisión segura de un lado u otro. Si se aplica el precedente establecido por fallos judiciales anteriores en el futuro caso de TikTok, entonces la empresa no tiene nada de qué preocuparse. Después de todo, como ha especulado Mirell, la prohibición de TikTok parece haberse agregado como un incentivo necesario para aprobar un proyecto de ley más amplio que aprobaría la ayuda para Israel y Ucrania. Sin embargo, la actual administración también podría simplemente haber discrepado con la forma en que los tribunales han decidido limitar a TikTok en el pasado y quieren desafiar eso.

“Cuando este caso llegue a los tribunales, el Gobierno (es decir, el Departamento de Justicia) tendrá que demostrar en última instancia que TikTok representa una amenaza inminente para la seguridad nacional del país y que no hay otras alternativas viables para proteger ese interés de seguridad nacional además de la desinversión/prohibición exigida en esta legislación”, dijo Mirell a TechCrunch en un correo electrónico de seguimiento.

“Por su parte, TikTok afirmará que sus propios derechos (y quizás los de sus usuarios) de la Primera Enmienda están en juego, cuestionará todas las afirmaciones de que la plataforma representa un riesgo para la seguridad nacional y argumentará que los esfuerzos ya realizados tanto por el Gobierno (por ejemplo, a través de su prohibición del uso de TikTok en todos los dispositivos del gobierno federal) como por TikTok mismo (por ejemplo, a través de su iniciativa ‘Proyecto Texas’) han mitigado efectivamente cualquier amenaza significativa para la seguridad nacional”, explicó.

En diciembre de 2022, Biden firmó un proyecto de ley que prohíbe el uso de TikTok en dispositivos del gobierno federal. El Congreso también ha estado considerando un proyecto de ley llamado Ley de Restricción que le da al gobierno federal más autoridad para abordar los riesgos planteados por las plataformas tecnológicas de propiedad extranjera.

“Si el Congreso no pensaba que [el Proyecto Texas] era suficiente, podrían redactar y considerar una legislación para mejorar esa protección”, dijo Mirell. “Hay muchas maneras de lidiar con la seguridad de datos y los posibles problemas de influencia muy por debajo de la desinversión, y mucho menos una prohibición”.

Vía | TikTok impugna prohibición en EE.UU. como inconstitucional – Tecnología con Juancho (tecnologiaconjuancho.com)

Más noticias

Verificado por MonsterInsights